El Mar Rosa de Galerazamba

Cuando hablamos de Cartagena, lo primero que se nos viene a la cabeza es el centro histórico, las playas de agua cristalina y la arena blanquita. Con gran razón. Pero, ¿qué pasaría si te dijera que a solo 45 minutos puedes encontrar un lugar donde no solo la arena es blanca sino el mar es color rosa?

En el corregimiento de Santa Catalina existe un pueblo llamado Galerazamba, conocido por estar cerca al tan famoso volcán del Totumo y por su historia enlazada a la India Catalina, pues se dice que sus abuelos residieron en este lugar. Pero, uno de los atractivos más bonitos de Galerazamba son sus salinas.

Cuando decidí hacer mi viaje a Cartagena tenía pensado exactamente los lugares que quería visitar y Galerazamba no era uno de ellos. Sin embargo, ya estando en la ciudad amurallada, uno de mis planes quedó cancelado, por lo que tomé un tour al volcán del Totumo. Resulta que en el tour venían incluídas varias paradas y una de esas era la entrada a las salinas de Galerazamba.

El Mar Rosa, no es exactamente un mar, es una laguna con una gran concentración salina. Galerazamba a principios del siglo XX fue lugar clave para la explotación de sal marina, de ahí nace el Mar Rosa. Pero cuidado, porque no es un mar para nadar. A parte de que está prohibido no creo que vaya a ser muy placentero para tu piel ya que, como les comenté anteriormente, estamos hablando de salinas, lo que significa que el agua tiene una concentración altísima de sal que con solo sumergir un pie ya puedes sentir la picazón por todo el cuerpo.

Y bueno, te estarás preguntando, ¿por qué es rosado? El agua toma esta tonalidad por una larva que se llama Artemia que vive en aguas de alta salinidad. De diciembre a abril, gracias al sol y a la gran cantidad de sal en la laguna, las larvas empiezan a reproducirse y el color rosa a volverse más intenso. Este proceso es altamente importante dentro de las minas de sal porque permite que se formen los cristales.

Si tienes pensado visitar Cartagena o Barranquilla, definitivamente es un lugar donde deberías parar. Es realmente hermoso ver como la tonalidad del rosa cambia a medida que te vas acercando a la orilla. Y no solo eso, escuchar la historia detrás de las salinas también es muy interesante.

Las salinas son una parada diferente, no es un balneario por lo que, realmente, lo que hay para hacer, es caminar y tener una hermosa vista. Pero, estoy segura que si vas, ¡no te arrepentirás! Y, ¿por qué no? Si estás cerca, la historia y los paisajes bonitos son para ti, Galerazamba es el lugar ideal para salirte de la ruta.

Por último, mi recomendación es seguir las instrucciones de las personas a cargo, lo cual ayuda a preservar las salinas para que todos podamos disfrutar de este hermoso lugar. Que bonito es viajar, pero tomando conciencia de las reglamentaciones que nos dan y siendo responsables con los desechos y la basura que generamos.

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *